12.06.2009

Sascha I

Mientras nadaba en una gran piscina llena de leche observaba flotar unos cuantos cabellos rojizos, se acercó a ellos, los tomó en sus manos y los observó durante largo tiempo como buscando algo, los soltó de nuevo, los esparció para verlos alejarse flotando, volteó a todos lados, dando un largo margen de tiempo cada vez, después tomó una gran bocanada de aire, se sumergió durante largos segundos: 1..... 2..... 3.... 4.... 5.... 6.... 7..... 8..... 9..... 10! afuera, ahora ninguno de esos cabellos se encontraba ahí, en realidad nada se encontraba ahí, solo arena, mucha arena, caliente por tanto sol y su cuerpo aun húmedo y lleno de leche... lamió su mano.

No había forma de sumergirse en tanta arena para poder aparecer de nuevo en otro lugar. Caminó buscando agua, pero solo encontraba más de lo mismo, fina y blanca arena. Comenzó a cabar un pozo con sus manos, rápido, quema, rápido, más profundo, quema. Suficiente, brinca dentro del pozo, comienza a llenarse de arena, casi al cuello, un poco más y toma aire de nuevo: 1.... 2.... 3.... 4.... 5.... 6.... 7..... 8.... 9.... 10! .... ¿qué pasa? imposible salir, pesa demasiado, estira el cuello, nada ayuda, las manos están pesadas y apenas pueden moverse, puede sentirlas quemandose, está atrapada.

-Esto no se planeo del todo bien -comenzaba a tragar arena en un intento por respirar-
-Que mejor manera de terminar con el sufrimiento de no encontrarte...

-y dejó de luchar-

2 asintomáticos :

  1. Pantera dijo...

    ¿Disnea? ¡EPOC!

  2. Alex Ramírez dijo...

    Oiga me puede recomendar algo para la dislexia ?