2.16.2011

Me dicen el camotero...

Mi papá, en contra de lo que todos puedan pensar es una persona muy graciosa, exageradamente graciosa, siempre utiliza corbata y camisa de vestir, traje formal siempre en gris y zapatos hush puppies... tal vez la primera pista de que es tan gracioso es la marca de los zapatos que utiliza, pero su bigote de norteño termina de desorientarte y decirte que es una persona relativamente amargada con pésimo sentido del humor.

Que puedo decir, mi papá es una fuente ilimitada de cosas graciosas, desde las fotos de la infancia donde el sale haciendo caras, hasta frases memorables de mi padre donde según el en su infancia le nombraban con diferentes apodos... si lo vemos boleando sus zapatos nos dice, "si, cuando yo era niño, a mi me decían el boleadorcito ceballos" o si está comiendo chocolate le decían el "chocolatero ceballos" a final de cuentas se inventa apodos que solo nos hacen reír a todos.

Detrás de tanto bigote hay una persona que sabe muy buenos chistes. Aparte de perseguirnos para besarnos (lo cual es muy gracioso) y otras muchas cosas, tener un padre que sabe hacerte reír al menos una vez al día es una cosa muy buena.

Aunque en realidad si es un poco gruñón a final de cuentas.

PD: Iba a poner una foto muy graciosa pero blogger no quiso, culpenlo a el.

3 asintomáticos :

  1. El Xhabyra dijo...

    cuando sea grande quiero que mi hija sea como tu, y que me escriba un post tan bonito como este,...

    aunque yo no sea bigoton.

    xhaludos!

  2. El Ser Supremo dijo...

    Yo tengo un papa bigoton y gracioso... rayos! ojala no sea el mismo jajajaja

  3. Mr. Zeus dijo...

    Mi padre también es todo un personaje aunque no tan pintoresco y obvio sin el bigote personalizado...