1.22.2009

Y se siguen muriendo

No se si se hayan dado cuenta de lo poco bipolar que soy, de cuando es cuando me siento triste, o no se en que consista, siempre intento ser positiva, y ver las cosas bonitas, mis problemas en realidad son nulos, y los que alguna vez podría haberme generado por iniciativa propia ahora han sido guardados en un cajón bajo llave.

Es difícil aceptar que no tenemos problemas por los cuales llorar, por que cuando sientes una bola en la garganta que te pide ser expulsada, y luego de analizar te das cuenta que no es vómito, ni palabras, ni aire lo que quiere ir para fuera, queda por descubrir que son lágrimas y es cuando te encuentras la disyuntiva de seguir feliz o no. Ya hace tiempo hablé de la mejor amiga de mi mamá, tal vez nadie la recuerde, tal vez tengan una vaga idea de ella. Una sombra en el hospital que me hizo sentir el más horrible escalofrío, hace algunos días murió.

Las enfermedades son, en si, la cosa más estúpida del mundo, este Dios amoroso que nos hizo tan llenos de errores, que nos hizo de barro o que se yo, y nos dio la posibilidad de rompernos, de rompernos hasta desaparecer y así romper el camino que alguien más ya había planeado a nuestro lado. Ella murió y dejó a sus hijos atrás, dejó a una niña pequeña, dejó a otros cuantos varones de mi edad y muchas deudas en pro de recuperar su salud; ella tenía 45 años y un estúpido cáncer la mató, dejó atrás a su familia, a su iglesia, su voz, sus proyectos y que se yo... a una amiga, mi mamá.

Yo la conocí, y la verdad no creo que tanto como para saber su nombre completo o su fecha de cumpleaños, no me enteré cual era su color favorito o su recuerdo más añorado, pero la conocí y viví su felicidad y también su dolor, y el tan solo recordar la forma en que mi madre me contaba sobre ella hace que ahora me enferme, que me duela y que maldiga a algo que no conozco a falta de poder maldecirme a mi.

La visité al hospital, y hablé con ella, hablamos sobre la boda de mi hermana, platicamos un buen rato y prometí volver, volví y en realidad nunca pensé que sería la última vez.

A veces odio a mis manos que no la pudieron ayudar, por que el cáncer no se arranca con deseos y pocos conocimientos, por que 4 años estúpidos de medicina no son nada, por que ahora mismo me arde la piel de sentirme una estúpida y no poderla ayudar, por que... por que chingados no puedo hacer algo, para que entonces estoy haciendo esto?, si esta mierda no se cura, si no hay forma de hacer algo y aun así quejarse no ayuda tampoco. Me duele por que no puedo ni siquiera expresar completamente lo que yo sentía por ella, no era solo la amiga de mi mamá, yo la veía como esa tía que te cae bien o alguien que simplemente hacía sonreír a mi mamá y tan solo por eso yo la apreciaba, por que era linda, por que se notaba que era feliz, por que su vida se veía normal pero llena de emociones, por que chingada madre no va a poder ver a sus hijos graduarse o hacer a su hija pasar una verguenza enorme con sus amigos, por que no habrá anecdotas en un futuro que elllos puedan compartir juntos.

¿Por que mierda nos morimos? estoy molesta, estoy triste y estoy con un hueco.

Pues en mi mundo donde nadie había muerto, la gente importante en mi tablero empieza a caer y cortar historias.

PD: Despistando el enemigo/amigo, meto esta entrada antes que la que en realidad es la penúltima, o algo así.

9 asintomáticos :

  1. M4st3r-X- dijo...

    no es justo que te castigues por las cosas que pasan en el mundo, hay cosas que no están a nuestro alcance y echarnos la culpa de lo que pasa no es la solución

    la vida sigue y tu debes seguir con ella y estas son experiencias que nos hacen en cierto modo abrir los ojos y ver que en cualquier momento no vamos a estar en este mundo

    eres doctora eso todo los sabemos pero tampoco eres Dios para sacar de un tajo una enfermedad de una persona y experiencias como esta vas a vivirlas en tu vida como doctora


    hechale ganas habemos mucha gente que te queremos disfruta tu vida, pelea por lo que quieres sigue adelante que aqui vamos a estar para apoyarte

    TQMMM

  2. Rubén Darío dijo...

    Eh intentado entender todo lo que pueda, y hasta ahora sobre solo un par de cosas me eh formado una "conclusión" pero dificilmente te puedo asegurar de que sea la correcta ... nunca se esta seguro y empiezo a pensar que es mejor aceptar las consecuencias, lidiar con ellas ... y esperar que todo pase.

    Tu no eres ni seras responsable de la vida de la gente, seras responsable de que su salud no sea razon para sufrimiento innecesario... alguien, ala, dios, budha, quien quieras, decide por lo demás.

    Te quiero mucho lore, espero superes esto pronto =).

  3. Isaura dijo...

    Hey girl..
    Creo que es válido el que pienses en ayudar a los demás através de tu trabajo, que bien que eso sea lo que te haya motivado a estudiar medicina.. perooo...
    No puedes sentirte responsable de no poder ayudar en algunos casos.
    Cada quien tiene su camino y le tocan cosas que vivir en él, los que están a su alrededor podrán ayudarlo, impulsarlo, hacerlo sentir mejor, pero nunca vivir por esa persona y mucho menos responsabilizarse por el destino de ese ser..
    De manera que esto igual te ayuda a darte cuenta de hasta donde llegan tus alcances y simplemente aceptar que aunque tengas buena voluntad, siempre llega el momento de que debes doblar las manos y dejarlo en manos del Destino, Dios, la Vida, etc..
    No te agüites, todo pasará..
    Un abrazo

  4. Moniicah dijo...

    Lore no te voii a decir q no t pongas asi.. porq es inevitable lo unico q t digo es q si! el mundo es una mierda! pero q carajo.. solo eres otra persona del mundo.. (eso no quiere decir q seas menos) solo q simplemente somos humanos..

    Deseo lo mejor para ti i tu mama

    ^^ te kiero lore

  5. Cool Acid dijo...

    Si algo he aprendido de esta vida es su inutilidad. Somos extremadamente debiles e insignificantes.
    A un punto de vista estelar no somos nada, un punto hiperminusculo en el universo.
    A un punto de vista mas cercano, a pocas personas les interesas de verdad. A mi vecino de una cuadra mas para allá no le importa si vivo, muero, si me enfermo, si me atropellan. A menos claro que lo vea, hahaha, y entonces dira "tsss... pobre" y seguira con su vida.
    Asi es esto. Y no es malo. Al aceptar que la vida es completamente inutil e insignificante, te das cuenta que no tiene sentido enojarse, preocuparse, etc... y que lo mejor que puedes hacer es disfrutar mientras vives, mientras que ese montón de átomos con suerte que eres, se mantienen "vivos". Por que la que le da importancia a tu propia vida eres tu.







    Chaz, que poetico me puse. Ahi nos vemos!

  6. Estella dijo...

    ¿Por qué la gente muere?
    Tal vez me ponga muy religiosa en este comment, pero yo creo que porque cada quien tiene una misión aquí en la tierra, no la sabemos con seguridad y yo creo que tu casi tía la cumplió, dices que ella murió feliz. Si, dejó a sus hijos, pero eso también les servirá mucho a ellos, si toman la perspectiva que su madre cumplió su misión y se fue.
    Hay esperanza!
    La muerte, es parte de la vida.
    Ánimo Lore! mejor hay que esforzarnos por vivir de tal manera que seamos dignos de vernos aún más allá...
    =)

  7. Neta dijo...

    Pues... así es esto!

    La muerte es lo que a final de cuentas le da sentido a la vida... sin muerte creo que sería un poco aburrido...

    No es que sea dios... el díos de judíos y católicos no es amoroso...

    Y no te sientas mal... a final de cuentas los médicos conservan la salud, no preservan la vida...

    A lo que sigue Lorenita! que dicen los que dicen que saben que ellos nos siguen cuidando! y que son ellos los que velan nuestro sueño!

    Sabes que se te quiere aquí!

  8. El Sexy dijo...

    A veces el enojo que sentímos es en realidad una envidia descomunal escondida, una envidia que no comprendemos, son celos indefinibles:

    Envidiamos porque...al morir...viven.

    Y nosotros...seguimos aquí.

    3 besos y un abrazote.

  9. Fernando dijo...

    A todos nos queda un pinche hueco. Tsss, yo me fumé las quimioterapias de mi mamá, chale, todavía fui con ella al Super mercado un Lunes, y falleció el Miércoles.

    ¿Pinche Cáncer no?

    Je, después de un año de esto. Creo que sigo en mi pinche depresión.

    Sobre todo la mente es muy traicionera, por que, te acuerdas de cuando esa persona era contigo a toda madre, y de cuando tu hacías chingaderas.

    Eso te rompe la madre.

    En fin...

    Saludos