8.28.2010

El famoso Dr. Moy.


Al parecer el doctor que estaba en este pueblo hace 4 años era muy famoso, querido y nadie lo ha podido olvidar, hay si "el doctor Moy" por aquí "el doctor Moy" por allá!, hay si "el doctor Moy venía a resar conmigo" el doctor Moy me daba su dinero cuando yo no tenía" "el doctor moy si me tenía en buen control la diabetes" "al doctor Moy no le apestaban las patas" #muerodelaenvidia.

Que al doctor Moy cuando se fue le hicieron dos fiestas y todos lo extrañan, pues saben que! que bueno, pero a punto de comparación los demás doctores nada más no han dejado felices a la gente de este pueblo, es extraño, no eran malos, al menos en sus notas no pareciera, pero ciertos comentarios me hacen notar que la gente de este pueblo nada más no tiene llenadero.

Y que son unos barberos, o no se, quieren más consulta o más medicamento, quien sabe, el caso es que hacen comentarios de mi como si yo no estuviera o no los escuchara, yo la verdad, como no se recibir cumplidos nada más me quedo callada o sonrio un poco, a veces les digo "'para que vean la calidad del norte" y de nuevo me río poquito, pero al parecer están felices, pero igual, no dejo de pensar que cuando me vaya, el doctor Moy, va a seguir siendo mejor que yo, no he entrado a la iglesia del pueblo, pero seguro por ahí debe de haber una foto de él haciendo la señal de la cruz.

La gente parece féliz y me traen montones de comida a regalar, lo que lleva al tema que quería exponer, no se que hacer con tanta comida, el tercer día que ya estaba aquí ya tenía una bolsa enorme de guayabas, de limones, de aguacates, tortillas y queso y a eso se le han ido sumando mangos, más tortillas, elote, uvas, naranjas, duraznos, granadas, más queso, leche, galletas, dulces, invitaciones a comer (que claro que si he ido, soy una muerta de hambre hecha y derecha) y el refrigerador lleno y no se que hacer con tanto y tanto alimento, a veces lo regalo, las gallinas de la vecina están encantadas por que ahí llevo las cascaras y todo lo orgánico que desecho.

Pero al paso que voy, me voy a ir rodando del pueblo, por un lado se siente bien que la gente te demuestre su cariño, con comida, pero muestras de afecto al fin.

Ahora mismo me como unas galletas de naranja y pienso en que puedo hacer para no terminar como lavadora dentro de un año. ¿Qué me recomiendan?

6 asintomáticos :

  1. El Xhabyra dijo...

    Lore en los pueblos asi como ellos te comparten debes compartir, de todo lo que te llevan invita a los demas, al que te llevo galletas dale unas guayabitas, al que te llvo las guayabas, dale unas galletas.

    Nomas no te vayas a hacer bolas y termines regalandole pan al que te llevo pan.


    De eso se trata, el dr moy lo descubrio rapidamente y por eso se gano al pueblo y fue tan dadivoso.

    de hecho en su peregrinar anduvo por toda la costa del pacifico mexicano y en todos los pueblitos se habla del dr moy, en algunos obviamente se cambio el nombre pero por ahi estuvo el santo dr moy.


    y bueno, compartir es la clave.


    Xhaludos!

  2. Alfonso dijo...

    Yo solo quiero decirte que el doctor Moy si sabria que hacer con tanta comida, y que el no acabó como lavadora después de 1 año...

    jajajaja no te creas, siempre habrá comparaciones, pero mientras hagas bien tu trabajo nadie va a acordarse del tal moy, y con respecto a la comida, puedes regalar un poco, o comertela toda o no se

    Saludos

  3. La Diabla dijo...

    jejejeje
    no te amarres con el doc Moy! jejeje tu create tu propia famita jejeje y concuerdo muchooo con Xhabyra! el asunto es compartir de todo para que no se te quede nada y asi rinda todo jejejeje

  4. Anónimo dijo...

    Tu sigue comiendo, pero aprovecha tu metabolismo, aprovecha para ponerte en condicion haz ejercicio en tus ratos libres... y veras que no pasa nada y seguira disfrutando de la comida....

  5. Dago dijo...

    Yo digo que te resignes y aprendas a lavar! :)

  6. Anónimo dijo...

    phone number lookup